viernes 21 de junio de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
salud

25 de mayo: Día Mundial de la Tiroides

El Día Mundial de la Tiroides es una fecha oportuna para dar a conocer el impacto que puede tener en la salud

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Cada 25 de mayo, se ha establecido celebrar el Día Mundial de la Tiroides, para dar a conocer las enfermedades que afectan a esta glándula y pueden tener un importante impacto en la salud de las personas a cualquier edad.

El Ministerio de Salud de Entre Ríos se suma a la conmemoración de esta fecha con el objetivo de brindar mensajes de concientización y alertar a la población sobre el impacto que puede tener los problemas asociados a la tiroides.

La fecha se celebra cada 25 de Mayo, a instancias de la Federación Internacional de Tiroides, que desde 2007 decidió conmemorar este día con el fin de llamar la atención sobre los problemas relacionados con la tiroides y aumentar la visibilidad de este tipo de enfermedades.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud -OMS- son más de 750 millones de personas en el mundo que tienen algún tipo de patología tiroidea, y se cree que aproximadamente 60 por ciento lo desconoce. De acuerdo a datos estadísticos, en Argentina, habría al menos 2 millones de personas que padecen de alguna patología relacionada a la tiroides

Qué es la tiroides

La tiroides es una glándula endócrina en forma de mariposa ubicada en el centro del cuello, que almacena y libera hormonas que circulan a través de la sangre y son indispensables para regular el metabolismo, la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, el tracto gastrointestinal, la memoria y el peso corporal, entre otras funciones del organismo.

Gran parte de las funciones básicas del organismo son reguladas por esta glándula, por lo cual, cualquier tipo de alteración en ella puede afectar la salud integral de un individuo. Las principales alteraciones pueden darse en su estructura, ya sea por aumento de tamaño o aparición de nódulos, o en su función, siendo el hipertiroidismo un aumento de las hormonas tiroideas, y el hipotiroidismo una disminución o déficit de las mismas.

Por eso desde el Servicio de Endocrinología del Hospital San Martín, recomiendan prestar atención a los síntomas para hacer las consultas necesarias con especialistas.

Alteraciones en el ritmo cardíaco, sensación de palpitaciones, pérdida de peso involuntaria, aún cuando el apetito y el consumo de alimentos permanecen iguales o aumentan, o por el contrario aumento del apetito; nerviosismo, ansiedad e irritabilidad; temblores, normalmente suaves en las manos o los dedos; sudoración; cambios en los patrones de menstruación; cambio en los hábitos intestinales; fatiga y debilidad muscular; dificultad para dormir; piel delgada o cabello fino o frágil, pueden ser algunos de los síntomas a los cuales prestarles atención para buscar un diagnóstico preciso.

Los trastornos de tiroides pueden ser detectados y diagnosticados por un médico o médica clínica y luego derivar a un especialista cuando sea necesario.

“Es importante prestar atención a los síntomas y realizarse pruebas de detección temprana para el diagnóstico y tratamiento adecuado” explica Fabián Tedesco, jefe del servicio de Endicronología del Hospital San Martín que destacó que “determinar una enfermedad tiroidea a tiempo evita el desarrollo de otros problemas de salud y permite mejorar la calidad de vida de las personas con alguna patología de este tipo”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar