miércoles 17 de abril de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Fútbol

El partido entre Tigre y Chacarita fue suspendido por la agresión a un jugador

Brahian Alemán había abierto la cuenta, pero Ariel Penel determinó la interrupción del encuentro porque un hincha del Matador le tiró un botellazo al volante Fernando Brandán

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Tigre se imponía 1-0 en el clásico hasta que Ariel Penel, el árbitro del encuentro, determinó la suspensión por la agresión de un hincha del Matador al volante de Chacarita Fernando Brandán en el minuto seis del segundo tiempo en el partido correspondiente a los 32avos de final de la Copa Argentina disputado en el Estadio Julio Humberto Grondona.

Tras un primer tiempo en el que el Funebrero había sido amplio dominador, pero no había podido concretar, los de Victoria se adelantaron en el amanecer del complemento con el tanto del uruguayo Brahian Alemán. Sesenta segundos después, el capitán Agustín Cardozo fue expulsado por doble amarilla y se desataron los incidentes.

Según publicó TyC Sports, desde la tribuna de aquel sector comenzaron a caer proyectiles. Uno de ellos golpeó al mediocampista de 33 años por la espalda, quien advirtió inmediatamente al juez de aquella situación. Sin embargo, otro botellazo con contenido conectó directamente en su cara y provocó todos los sucesos posteriores.

Brandán, malherido, terminó cortado en uno de sus ojos. Al rato, la médica de Chacarita confirmó que el futbolista no podía seguir: "No ve". Así se lo planteó a Penel en la mitad de la cancha, quien decidió que el encuentro sería suspendido en el minuto 25.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Ahora Tv (@ahoratvok)

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar