jueves 11 de abril de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Paraná

Tres años de prisión para el que robo 2 millones en el Casino de San Agustín

Eric Agustín Santini firmó un juicio abreviado por una pena mucho menor que la que había recibido tras el juicio por jurados que fue anulado el año pasado.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Fue un negocio redondo para Eric Agustín Santini, un joven que participó del asalto a la sala de juegos Casino Neo Game de San Agustín, en Paraná, ocurrido el 19 de octubre de 2021. El caso había sido juzgado por un jurado popular, que declaró culpables a los cuatro acusados. Santini recibió la pena de seis años y ocho meses de prisión, pero por un error técnico la sentencia fue anulada y se ordenó hacer un nuevo juicio.

Antes de esta nueva instancia, la Fiscalía y los defensores de Santini recalificaron penalmente el hecho imputado al joven y acordaron realizar un juicio abreviado. Ahora, Santini recibió tres años de prisión efectiva, según se informó a PlazaWeb.

Cabe recordar que aquella mañana de primavera, dos asaltantes ingresaron a l sala de juegos de calle Galán, a punta de pistola redujeron a empleados y luego de 10 minutos se llevaron unos 2.000.000 de pesos.

La investigación de la División Robos y Hurtos, instruida por el fiscal Mariano Budasoff, tras el análisis de cámaras de seguridad, testimonios y otras pruebas, determinó la participación en el asalto al casino, además de Santini, de Héctor Emanuel Cejas, el expolicía Gustavo Cabrera y el empleado del casino Adolfo Martín Mildemberger.

El jurado popular en 2022 declaró a los cuatro hombres culpables de robo agravado por uso de arma de fuego. Luego, la jueza Paola Firpo impuso las penas por el asalto al casino: seis años y ocho meses de prisión a Santini, siete años y nueve meses para Cejas, nueve años para Cejas y seis años y ocho meses para Mildemberger.

En 2022, la Cámara de Casación Penal de Paraná anuló esa sentencia y el juicio porque advirtió que la jueza Firpo había interrogado a los acusados por sus antecedentes adelante del jurado popular, lo cual está expresamente prohibido en el Código de procedimiento.

El nuevo juicio por el asalto al casino está planteado que se realice en Concepción del Uruguay. Pero antes de llegar a este nuevo debate, la fiscal Melisa Saint Paul y los abogados defensores de Santini, José Barbagelata Xavier y Boris Cohen, evaluaron las evidencias nuevamente y llegaron a un acuerdo de que debe acusarse al joven por un delito más leve: robo agravado por uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada. Y, por lo tanto, imponer una pena menor. Se acordó tres años de prisión efectiva.

El juez Alejandro Grippo homologó el acuerdo e impuso tal pena por este delito a Santini.

Además de considerar acreditado la participación del imputado en el hecho, el vocal citó la pericia realizada al arma secuestrada: "...el arma de fuego de puño, tipo revólver, de fuego anular, ‘Doberman’, industria argentina, calibre .22 largo, con número de serie suprimido, al momento de realizado el presente estudio pericial se determinó que: el retén del cargador no funciona, por lo que la apertura y volcado de tambor se realiza accionando el extremo del vástago con la asistencia de un elemento de diámetro reducido. Por otro lado, la cola del disparador no acciona el martillo percutor, asimismo, realiza la acción del giro del tambor, respecto al martillo en mención, éste no se encuentra vinculado a la acción de la cola del disparador como ya se mencionó, pero puede ser accionado de forma manual, es decir, se lleva el martillo hacia atrás hasta su posición final de montado y se libera logrando de esta forma la percusión de la aguja. De esta manera se determina que el arma es apta para efectuar disparo mediante la acción manual del martillo".

En este sentido, Grippo entendió, al igual que la Fiscalía y los defensores, que “ello quiere decir que aunque el arma secuestrada resulta ser apta para el disparo, si se acciona pretendiendo gatillar como se haría con cualquier arma, no saldría disparo alguno. Ello a la vez lleva a la sensata y racional conclusión que Santini tendría que haber sabido que esa arma podía ser disparada a través de una mecánica no convencional, lo que desconocía”.

“Por otra parte –agregó el magistrado-, la declaración de Santini encuentra apoyo en la declaración del testigo Burgos, quien dijo que una de las personas que ingresaron a la Tesorería poseía un arma de fuego tipo revólver de color gris en partes gastado (el subrayado me pertenece), y fue reconocida el arma secuestrada por el testigo indicado al serle exhibida (…) Asimismo de las imágenes de las cámaras de vigilancia del casino Neo surge que el revólver en cuestión era portado por la otra persona que ingresó junto a él al local”.

En este sentido, Grippo concluyó que “lo explicado en los párrafos que anteceden permite sostener que Santini, que ingresó a la casa de juegos con una réplica de una pistola para cometer el robo, creyó razonablemente que el arma utilizada por la otra persona que ingresó junto a él no funcionaba para disparar, tal como le dijeron”.

Santini se encuentra alojado hasta ahora con prisión preventiva. Le quedan siete meses para cumplir los tres años de condena. En breve solicitará las salidas socio familiares y laborales.

Ahora resta por conocer si los demás imputados también evaluarán ir por este camino al negociar con la Fiscalía una confesión y pactar una pena menor a la que podrían pedirles tras un juicio oral.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar