YPF y Shell llegaron a un nuevo acuerdo: el bloque de Bajada de Añelo, en la Cuenca Neuquina, será el nuevo foco de desarrollo masivo en la ventana de transición entre petróleo y gas de Vaca Muerta. Será una inversión de 300 millones de dólares a inyectar entre 2022 y 2023.

Según comunicaron ambas empresas, serán 15 mil barriles diarios de petróleo y 2 millones de metros cúbicos diarios de gas lo que se procesará en la nueva planta que se está construyendo. Además, se realizará la perforación de 16 nuevos pozos en el área.

En una reciente conferencia de prensa en la que se anunció el acuerdo, participaron Omar Gutiérrez, gobernador de Neuquén, Alejandro Monteiro, ministro de Energía, Pablo Iuliano, VP de Upstream No Convencionales de YPF, y Sean Rooney, presidente de Shell Argentina.

Iuliano destacó: “Desde YFP vamos a sumar nuestra experiencia y conocimiento en este nuevo desarrollo que lanzamos en conjunto con Shell. Vamos a continuar trabajando en Vaca Muerta para el desarrollo de nuestro país, cubriendo la demanda interna y exportando volúmenes crecientes de petróleo y gas.

Por su parte, Rooney señaló: “Es el primer paso exponencial en nuestro proyecto para el área y una nueva decisión de inversión impulsada por el compromiso que tenemos con el desarrollo de Vaca Muerta”. Esta inversión de Shell se suma a las que la compañía viene haciendo en los bloques de Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Coirón Amargo Sur Oeste, en etapa de desarrollo desde fines de 2018.

Omar Gutiérrez, que también mencionó que la nueva planta de tratamiento trabajarán 800 personas en forma directa, agregó: “El área está concesionada 50% y 50% en esta alianza estratégica e histórica que representan con toda su trayectoria estas empresas, y que Shell tiene a su cargo operar el desarrollo del área”.

Comentá y expresate