Yanina Soledad Lescano continuará con prisión preventiva, pero bajo la modalidad domiciliaria. Por disposición de la Justicia, la acusada por el homicidio de Nahiara en Paraná, saldrá de la cárcel de mujeres y estará en un domicilio con tobillera electrónica. La Fiscalía apeló la resolución.

La jueza Marina Barbagelata dio lugar al pedido de la defensa y concedió la domiciliaria. De esta manera, la madrastra de la niña asesinada pasará de la Unidad Penal N°6 al domicilio de un familiar, donde continuará detenida 60 días más, a la espera del juicio.

Patricio Cozzi, abogado defensor, dialogó con el Nuevey recordó que hasta que no haya condena, ella "es inocente". El letrado cuestionó la "condena social" que recibe su defendida y advirtió por la "situación de vulnerabilidad" en la que vida. "Está destrozada", expresó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate