"Nosotros sostenemos que la decisión de la jueza Barbagelata es arbitraria, en función de que no brindó ningún argumento para morigerar la prisión preventiva establecida el 12 de febrero y confirmada el 14 y el 22 de febrero. La única medida coercitiva que asegurará que la imputada esté sujeta a derecho es la prisión preventiva" señaló el letrado en contacto con el Nueve.

Malvasio indicó además: "Cualquier morigeración pone en riesgo la investigación, dado que la imputada se puede fugar y va a evitar la aplicación de la ley sustantiva, que no es ni mas ni menos que la prisión perpetua en función de la calificación que eligió la fiscalía para atribuirle".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate