Un camión partió este miércoles rumbo a Buenos Aires, desde el Centro Municipal de Recepción y Transferencia de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos -Raees- de Paraná. En total fueron trasladados 10.860 kilos de chatarra electrónica.

Acorde a lo relevado por la comuna de la capital, desde agosto de 2017, se han enviado más de 70 toneladas de residuos electrónicos hacia la Asociación Civil Centro Basura Cero, ubicada en el barrio porteño de Lugano, en donde serán depositados para ser transformados y devueltos, tras un proceso de reciclaje, en nuevas computadoras para el Municipio.

Cabe destacar que, a partir de la firma de un convenio de colaboración mutua, se propicia la disposición y recolección diferenciada de los residuos eléctricos y electrónicos, ya que los mismos no pueden ser desechados en los contenedores urbanos. A cambio, el gobierno municipal recibe computadoras en perfectas condiciones para ser utilizadas por las distintas dependencias de la ciudad y/o para ser donadas a entidades intermedias y organizaciones de la sociedad civil que así lo soliciten.

"Esto es fundamental, porque se trata de un nuevo servicio que el municipio ha incorporado y el costo es cero para el vecino" mencionó Rosa Hojman, subsecretaria de Ambiente Sustentable municipal. Y agregó: "De esta forma evitamos que todos estos residuos terminen dificultando el uso de los contenedores o contaminando espacios verdes o cursos de agua dentro de la ciudad, a la vez que los insertamos en una cadena de economía circular, porque los recuperamos para su reutilización o reciclado".

Comentá y expresate