El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) informó que, a través de una iniciativa, busca posicionar el enfoque de derechos con perspectiva de géneros y diversidad en la forma de representar a la diversidad de las vivencias de la niñez.

Así, en lugar de celebrar el Día del Niño, el 16 de agosto se celebrará el "Día de las Infancias".

"Proponemos dejar de decir ´día del niño´, porque queremos celebrar la diversidad de toda la niñez. Es muy importante que el estado acompañe las transformaciones culturales que estamos viviendo e impulse cambios que colaboren en visibilizar inequidades, y favorezcan prácticas más inclusivas", afirmó el secretario Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Lerner.

Por su parte, la secretaria de Articulación de Política Social, Erika Roffler, aseguró que "las palabras que usamos para nombrarnos es la forma en que entendemos el mundo. El lenguaje, como convención social y práctica cultural, muchas veces cristaliza y reproduce desigualdades, y para el Ministerio de Desarrollo Social es muy importante poder trabajar también desde la dimensión simbólica para transformar la realidad".

El festejo tradicional por el ‘Día del niño’ se celebra en Argentina desde 1960 a partir de la recomendación de la ONU para que cada nación destine un día a promover el bienestar de niñas y niños con actividades sociales y culturales.

La celebración es de gran valor en el ámbito social y comunitario a lo largo y ancho del país, como una jornada donde niñas y niños son protagonistas y donde el juego y la recreación son también espacios de reflexión y ejercicio de sus derechos.

Desde el Ministerio agregaron que "la iniciativa propone abandonar la noción androcéntrica de 'niño' como sujeto universal y homogéneo.

"Decir niño no alcanza para representar las experiencias heterogéneas y múltiples de la niñez. Desde el Estado queremos nombraruna jornada en plural, que celebre a cada chica, chico, chique, gurí, changuito, mitai en guarani, weñi en mapudungun, y sus diversos modos de vivir esta etapa de la vida", dijo Lerner.

La propuesta, comunicada a su vez a las áreas de niñez provinciales y en diálogo con diversas organizaciones de infancia, fue muy bien recibida y se recibieron adhesiones de diversas provincias que celebrarán este año el día de las infancias.

La industria del juguete tiene buenas expectativas para las ventas del próximo Día de las Infancias, en el marco de una demanda que se mantuvo dinámica desde el comienzo de la cuarentena y un crecimiento de 400% en el canal online, con especial interés en juegos de mesa y productos didácticos nacionales.

"Esta semana se está viendo mucho movimiento, la gente está adelantando las compras; en general todas las categorías están dinámicas, nos sorprendió que están buscando juegos de aire libre como monopatines", dijo el presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), Emmanuel Poletto, en diálogo con Télam.

En la cuarentena "hubo muchas ventas de juegos de mesa y también didácticos y esto se va a vender mucho de cara al próximo domingo; los padres buscan juguetes para entretenerlos y ayudarlos a transitar lo mejor posible la cuarentena, por eso tenemos buena expectativa y vemos que la gente va a hacer el esfuerzo", dijo el directivo de la CAIJ.

En materia de precios, detalló que "hay juguetes de 200 pesos, para todos los bolsillos", y que "el ticket promedio está en 650 pesos".

En lo que va de 2020, la industria incrementó sus precios un 20%, mientras que frente a igual fecha de 2019, el aumento ronda el 40%.

Poletti observó que en la actualidad "hay una tendencia de microemprendedores que se especializan en juegos de madera y de tela" y describió que "lo importado en general es diferente a lo nacional: el nacional es competitivo en encastre y mesa y lo internacional es caro porque tienen licencia o tienen otra tecnología".

Según la CAIJ, el sector viene de un piso "muy bajo" debido a que durante la celebración de 2019 se registró una caída de las ventas del 12% y la industria terminó el año con un retroceso de 20 puntos porcentuales en el mercado argentino de juguetes por el incremento desmedido de las importaciones.

Comentá y expresate