En el transcurso de esta semana, volverán las clases presenciales a 56 escuelas rurales de 33 localidades del centro norte de la provincia de Santa Fe. Según precisó el viernes la ministra de Educación, Adriana Cantero, el lunes comenzarán a llegar los maestros a las escuelas, en tanto que el retorno de niños y niñas se prevé para el martes.

La funcionaria explicó que los distritos poseen "bajo riesgo o riesgo nulo" desde el punto de vista sanitario, de acuerdo con lo establecido en los protocolos estipulados y aprobados en el Consejo Federal de Educación.

A su vez, Cantero aclaró que en su mayoría son escuelas con "plurigrado", aunque dijo que también hay primarias que arrancarán con los alumnos del séptimo y primer grado. En tal sentido, sostuvo que en los establecimientos de poca matrícula, la presencialidad será plena y "de todos los días". En cambio, en el caso de los grupos prioritarios, tendrán alternancia en función de cómo se pueda aplicar el dispositivo de distanciamiento social.

Acerca del protocolo y en términos generales, todos los maestros deberán usar máscara o barbijos, y en algunos casos, máscaras y barbijos. En el caso de los alumnos, también deberán usar tapabocas, excepto los más pequeños; y respetar el distanciamiento social que se deberá respetar en todos los modos de habitar el espacio escolar, el lavado de manos frecuente y la toma de temperatura al ingresar y salir de la escuela.

En tanto, se dispondrá de una jornada escolar organizada de manera diferente a la tradicional; se hará un recreo a media mañana de treinta minutos para poder desinfectar allí las instalaciones y todos los espacios. Entre esos momentos, el lavado de manos deberá ser permanente cuando se ingresa y egresa del salón.

Si hubiera algún contagio se procederá con el criterio de aislamiento de los contactos estrechos, que probablemente en comunidades pequeñas termine involucrando a toda la escuela.

Fuente: El Litoral

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate