Los gimnasios de Paraná volvieron a abrir sus puertas este lunes, tras la habilitación de las autoridades provinciales y municipales.

"Contamos con todos los protocolos, tenemos seis metros cuadrados para cada alumno, hay alcohol en gel al 70% para las manos antes de entrar o usar cualquier elemento, hay un sanitizante y un trapo para limpiar todos los materiales una vez que hayan terminado de hacer la actividad", dijo al Nueve un profesor.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate