Durante un allanamiento realizado este sábado, se secuestró dinero en efectivo, somníferos y cajas vacías de medicamentos. La presunta autora será indagada mañana y se pedirá su prisión preventiva. Está a su vez imputada por hurto simple y estafa, en un hecho ocurrido en julio del año pasado. El caso tiene similitudes del tipo "viuda negra".

En el marco de una causa iniciada por un presunto robo agravado, a raíz de la denuncia formulada por un vecino de la ciudad de Villa Elisa, se realizó anoche un allanamiento con resultado positivo en una vivienda de calle Roude habitada por una mujer, la cual quedó detenida y alojada en la Comisaría Primera, publicó El Entre Ríos.

La medida había sido solicitada durante la tarde por el fiscal Alejandro Perroud. Durante el procedimiento se secuestraron $60.100, una caja que fue violentada y somníferos, encontrándose además dos cajas vacías de clonazepam en la basura. Mañana se llevará a cabo la indagatoria a la acusada, audiencia en la cual se solicitará su prisión preventiva.

El hecho

El hecho tuvo lugar entre las 12 y las 20 del 11 de enero último. Desconocidos ingresaron –sin ejercer fuerza y presumiblemente haciendo uso de una llave robada a un domicilio de calle Urquiza, habitado por dos hermanos de 66 y 51 años. Allí se apoderaron de la suma de 58 mil pesos –discriminados en billetes de $1.000, $500 y $100- que se hallaban en el dormitorio de uno de ellos, en el interior de una cajita de chapa (mediana, color azul), la cual cerraba con candado y a su vez lo envolvía con una cadena con otro candado que cerraba junto con el anterior, habitación a la que sí accedieron forzando la puerta. En tanto en la habitación del otro hombre se apoderaron de la suma de 12 mil pesos, en billetes de $100, 7 mil de los cuales se hallaban en una caja de zapatos y 5 mil en el interior de un ropero. Luego, los delincuentes se dieron a la fuga.

Según consta en la causa, ese día el mayor de los hombres se ausentó del domicilio a las 10:30, cerrando con llave la puerta de su habitación y la principal. En tanto el hermano se habría retirado del lugar a las 12:00 aproximadamente, para dirigirse en su vehículo a la casa de la mujer ahora detenida, sobre calle Roude. Al llegar, esta le ofreció un vaso con jugo de naranja, mientras preparaba la comida.

Continuando el relato, el denunciante cuenta que luego de almorzar, alrededor de las 13.20, comenzó a sentirse como cansado, por lo que la dueña de casa le dijo que se acostara dado que ella tenía algunas cosas que hacer. Al despertar, aproximadamente a las 16.30 horas, aún se sentía como descompuesto y al contarle a su compañera, esta le dijo que no le había dado nada.

Antes de las 17 se retiró a su domicilio y se acostó a descansar, despertándolo su hermano al regresar, cerca de las 20:30, debido a que se había olvidado la llave. Fue este quien notó de inmediato la faltante de una cajita azul con 60 mil pesos y que le habían forzado la puerta de la habitación.

Luego, también él notó que no estaba el dinero que tenía en su dormitorio y agregó que en su habitación no constató desorden alguno, por lo cual dedujo que la persona autora del hecho, fue muy precavida o prolija al buscar y sustraer el dinero, o bien tuvo tiempo suficiente para registrar y ordenar.

El denunciante manifestó que hace dos o tres meses mantiene una relación vía WhatsApp con una mujer de unos 30 años, con la cual era la segunda oportunidad en la que se veían. Dijo además que al servir el jugo en su vivienda lo hizo llevando ambos vasos hasta la heladera, regresando de allí con los dos vasos servidos con naranja, pudiendo decir claramente que el contenido del vaso del que bebió, era levemente más oscuro que el de ella. Por otra parte, dijo que la sospechosa le había ofrecido sexo a cambio de dinero, a lo que él no accedió, y que en otra oportunidad le pidió dinero para pagar el alquiler, a lo que tampoco accedió.

Durante la investigación, la sospecha sobre la ahora detenida aumentó al conocerse que tanto su actual trabajo como el anterior, podrían facilitarle el acceso a alguna medicación o somnífero.

Imputada por robo y estafa

La detenida como presunta autora del robo a estos hombres bajo la modalidad conocida como “viuda negra”, está a su vez imputada por los delitos de Hurto Simple y Estafa, en una causa iniciada el 11 de julio de 2018. En dicha oportunidad, se habría apoderó ilegítimamente de una cartera en ocasión de trabajar en un geriátrico elisense y –valiéndose de la tarjeta de débito que había en el interior- habría realizado extracciones por la suma de 20 mil pesos, circunstancia que ha sido corroborada por las cámaras de seguridad de la entidad bancaria, publicó El Entre Ríos.

Comentá y expresate