Un joven de Paraná está siendo investigado por la Justicia a raíz de los delitos que se le imputan. Está acusado de abuso, privación ilegítima de la libertad, intento de femicidio contra su expareja de 22 años y resistencia de la autoridad. Sin embargo, en sus declaraciones dijo haber estado "poseído por el diablo" y por eso comenzó un tratamiento por rehabilitación por su salud mental.

Desde un primer momento, fue internado en el Hospital Escuela de Salud Mental -exRoballos-. No obstante, mientras se aguardan por los resultados de su pericia psiquiátrica para ver si es inimputable, quedó alojado en la cárcel de Victoria, por disposición de la jueza de Garantías N°1, Marina Barbagelata.

"Lo asistimos porque él estaba en principio con una internación en el Hospital Escuela. Una vez recibido el alta médico en el juzgado de Garantías, se convocó a una audiencia a los fines de dilucidar los fines a seguir", señaló Jorge Sueldo, defensor oficial del acusado.

En este contexto, contó al Nueve que "la Fiscalía solicitó la transformación en prisión preventiva dado el hecho investigado y el peligro para la investigación". Por esto, "luego de haber escuchado a las partes, tanto la Fiscalía como la defensa, la jueza Garantías dispuso la prisión preventiva por el plazo de 21 días".

El joven tiene 30 años dijo haber estado "enajenado" al momento del lamentable episodio. "Hay una pericia solicitada por la defensa oficial que le va a tocar la causa. Los resultados todavía no están porque se están llevando a cabo. Luego, se verán los pasos a seguir", indicó Sueldo.

En relación al pedido planteado por el acusado de inimputabilidad, el defensor oficial dijo al Nueve que el joven "tiene dolencia de base que se está analizando. Queremos ver el alcance de la dolencia para ver si impide comprender la criminalidad o no".

El hecho

El hecho que se le imputa sucedió al mediodía del pasado sábado 7 de abril en barrio AATRA. Según el subjefe de la Departamental de Policía, Raúl Menescardi, allí"hubo un acontecimiento donde dos personas mayores de edad tienen un inconveniente que se puede caratular como violencia de género en una situación de exparejas. Después de haber acontecido el suceso, él se retira de la casa de ella en un auto propiedad del hermano de la víctima".

A raíz de ello, "se pone en conocimiento a los móviles policiales a requerimiento de la damnificada y se ilustra al fiscal de Violencia de Género, quien ordena la aprehensión del sujeto", dijo. Luego, "un móvil observa el vehículo y se da una persecución, la que finaliza en jurisdicción de la Comisaría Quinta, en Avenida Larramendi y Antonio Franzotti, donde personal del 911 logra la detención".

En su momento, la joven víctima fue trasladada a la Comisaría 12 donde "se labraron las diferentes actuaciones y ella fue contenida", sostuvo el funcionario, quien aclaró que "la causa se inició de oficio, se puso en conocimiento al fiscal y posteriormente la Fiscalía será la que va a recepcionar la correspondiente denuncia de la víctima". A partir de aquí es que comienza la investigación judicial.

Comentá y expresate