El Tribunal Oral Federal 2 de Rosario absolvió este jueves al exjefe de la Policía de Santa Fe Hugo Tognoli en el juicio oral y público que se inició por una supuesta "empresa criminal conjunta" con narcos del sur provincial.

Al mismo tiempo, el exjefe de la fuerza provincial quedó en libertad porque no está firme la condena de seis años que le aplicaron en el juicio de Santa Fe y sólo permanecía detenido a la espera del proceso oral y público que concluyó este jueves.

El abogado de Tognoli, Néstor Oroño, aseguró: "El fallo satisface las expectativas que tenía como abogado defensor". Además, vinculó la acusación contra su cliente a la ex Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó.

"La causa jamás tuvo sentido. Hoy la justicia primó sobre la política", manifestó el letrado quien no descartó una demanda al Estado nacional.

El juicio contra Tognoli por la causa del sur provincial comenzó el 26 de junio de 2017.

La causa era por el presunto amparo de Tognoli a jefes de las bandas que operaban en las localidades de Villa Cañás y Firmat, Carlos Ascaíni y Aldo Totola Orozco. Ambos condenados en el proceso.

El exjefe policial santafesino había llegado al juicio detenido porque otro Tribunal le dictó la pena de seis años de prisión por el delito de encubrimiento agravado del vendedor de drogas de la zona costera de la ciudad de Santa Fe, Daniel "Tuerto" Mendoza, por coacciones a la dirigente de la ONG Madres Solidarias, Norma Castaños y por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Las condenas y absoluciones

En la sentencia difundida este jueves, el Tribunal Federal condenó a Aldo Totola Orozco a una pena de 12 años de prisión, mas multa de 12 mil pesos, por tenencia de estupefacientes con el fin de comercialización en la zona de Firmat.

En tanto, Carlos Ascaini fue hallado culpable del mismo delito en la zona de Villa Cañás y fue condenando a la pena de diez años de prisión y a pagar una multa de 10 mil pesos.

El excomisario rosarino Néstor Fernández fue condenado como partícipe necesario de tráfico de estupefacientes agravado por concurrencia de tres o más personas y por ser funcionario público. Lo sentenciaron a diez años de prisión y multa de 12 mil pesos.

El cabo Carlos Quintana fue hallado penalmente responsable como partícipe secundario de tráfico de estupefacientes, agravado por ser funcionario público; y condenado a 3 años años de prisión efectiva y una multa simbólica de 500 pesos.

En el proceso además resultaron juzgadas otras 22 personas de las cuales tres fueron absueltas (incluido Tognoli), uno sobreseído; y el resto, recibió entre 1,5 y doce años de prisión.

Fuente: Rosario 3

Comentá y expresate