Cada vez toma más fuerza la posibilidad de que Sebastián Villa no vuelva a jugar más con la camiseta de Boca. Tras la denuncia por violencia de género que le inicio su expareja, Daniela Cortés, en el club tienen la intención de negociarlo, más allá de cómo pueda terminar la causa penal.

Además, según reprodujo TyC Sports, el jugador, que mañana deberá presentarse para realizar mediante una videoconferencia su declaración indagatoria, está incómodo y cree que lo mejor será irse a jugar a otro país.

En el Xeneize saben que ni por asomo algún club estará dispuesto a pagar los 30 millones de dólares fijados en su cláusula, por la particular situación del colombiano y por la crisis económica desatada por el coronavirus, y todos estiman que saldrá por un monto mucho menor.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate