La escena, ante todos, en un balcón, a los gritos, los dos semidesnudos, fue a mediados de noviembre. Pero recién trascendió ahora. Rodrigo Eguillor, de 24 años, que trabajó como relacionista público de un boliche de Costanera, fue denunciado por la joven que, esa noche en ese balcón, dijo que gritaba para evitar que él la violara. Otras chicas también lo acusan de abuso y aseguran que "todo se tapó" porque es hijo de la fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora Paula Martínez Castro, una de las impulsoras de la agrupación Justicia Legítima.

Embed

En las últimas horas se conoció el video del forcejeo. Se ve a Rodrigo tratando de dominar a la denunciante. Golpeándola contra la pared, en un intento por hacerla entrar al departamento. Desde abajo de ese balcón, alguien grabó la escena con su celular.

Embed
Este articulo fue realizado por periodistas profesionales y cuenta con Editor responsable. Te agradecemos que quieras compartirlo pero te solicitamos que lo hagas desde este link: El hijo de una fiscal fue acusado de abuso y publicó un polémico descargo - URL: "https://www.lanacion.com.ar/2199091-el-hijo-fiscal-fue-acusado-abuso-publico - Suscribite al periodismo de calidad - Copyright © LA NACION

El joven transmitió en vivo su descargo por Instragram. Dijo que en realidad, la había salvado de que se suicidara. Además, agregó que no necesitaba tener relaciones sexuales con ella "que es de Ituzaingó" porque "sólo se acuesta con modelos".

A su vez, presentó una suerte de contradenuncia hacia la joven, por "extorsión". El descargo, con frases discriminatorias, que hizo en su red social -su cuenta es @rorrrrrito- fue imán de un escrache virtual con nuevas denuncias de otras mujeres. El acusado trató a la chica de "gato del conurbano", que "quería sacarle la plata". La tildó de "flojita de tanga", "depresiva" y cerró con que él era "fachero" como para tener que violar.

También dio la versión sobre el video y, ante el argumento de que la chica se resistió a tener sexo sin preservativo, aclaró que lo hicieron varias veces, "incluso en una junto a un amigo". Dijo que cuando ese amigo se fue, él se fue a fumar al baño.

"Ahí empiezo a escuchar '¡salvenla! ¡salvenla!'. En San Telmo siempre se cagan a piñas. Pensé que podía ser un quilombo de esos. Salgo del baño, no veo a la mina, salgo al balcón y estaba con la pierna al borde de tirarse", aseguró.

"Empezaron a venir los bomberos la policía, la familia. Le digo 'por favor no te tires, te juro, nos vamos a Miami, a Europa, por favor no te tires'", relató. Y siguió: "No me dejaba agarrarla, hasta que la agarré del cuello", como se ve en el video.

El acusado aseguró que "era una buena mina, pero indudablemente, la hermana me decía, que era depresiva, que tenía una enfermedad psiquiátrica, estaba mal de la cabeza". Ante el escrache, sostuvo que sólo se lo merece por una insólita razón, que nada tiene que ver con la gravedad del delito que le acusan.

"Me lo merezco por pito duro. Este año estuve con millones de minas y en realidad no tendría que haber hecho eso. Y ahora estoy con una mina por semana y hasta ahí. Ni siquiera tengo ganas de estar con minas. Si vos me decís, que soy un pibe rarito que no tiene facha y necesito violarme minas, está bien, pero no soy eso y nunca violé en mi vida a una mina ni le pegué, aunque sí las maltraté verbalmente y emocionalmente".

El expediente fue caratulado como "averiguación de delito" y tuvo su origen el 15 de noviembre. Esa noche los vecinos de un edificio del barrio de San Telmo, ubicado en la esquina de Independencia y Piedras, se despertaron con los gritos de una mujer que "parecía querer tirarse por el balcón".

Cuando llegó la Policía, dijo que Eguillor había abusado sexualmente de ella y que, como no la dejaba salir del departamento, trató de escaparse por la ventana.

"La chica estaba mal, le pegó a la Policía cuando la sacaba la ambulancia. Ella quería suicidarse, ella decía que quería matarse. La chica se estaba tirando por el balcón porque el muchacho no la quería. El le decía a la hermana de la chica, que estaba abajo, vos me la mandaste y está drogada y borracha. El muchacho me pidió que llame a la policía", dijo una vecina al canal América.

Pero la madre de la denunciante lo rechazó y aportó datos sobre la denuncia de intento de violación. "Mi hija nunca se quiso suicidar, es sana mental y físicamente, quería escapar de ese calvario. Es la segunda vez que veía a esta persona. Para él lo de mi hija nunca existió. Ella le decía que no todo el tiempo y él hizo todo lo que se le ocurrió, terminó toda golpeada mi hija. Ella lo denunció en el momento", dijo Cecilia en diálogo con TN.

La mamá del acusado, la fiscal Martínez Castro, dijo "no tener ninguna voluntad" de ser vinculada al escándalo. "La Justicia deberá accionar como debe", sostuvo. La denuncia contra Eguillor cayó en el Juzgado Nº 48 y la Fiscalía Nº 22 y la que él presentó contra la joven por "coacción" tramita en el juzgado N° 24 y la fiscalía N° 47.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate