Una cola de tornado afectó a la zona sur de Entre Ríos. Precisamente, en Gualeguaychú se registró un fuerte viento que provocó complicaciones.

Mientras que en la costanera el viento ocasionaba destrozos y caída de árboles, en el balneario ubicado sobre el río Uruguay el panorama fue mucho más complicado.

En el complejo turístico Ñandubaysal también se desataron fuertes aún mayores, pero además también cayó una tormenta de granizos y fuertes lluvias.

El episodio meteorológico provocó grandes destrozos en la infraestructura del lugar, volando varias de las sombrillas fijas o el mobiliario, como mesas, reposeras y sillas.

Embed

Comentá y expresate