El aislamiento social para contener la expansión del coronavirusya se repite en varios países del mundo y son muchísimas las personas que deben respetarlo de forma obligatoria. Sin embargo, son muchos los que deciden desobedecer este mandato.

Es lo que pasó en Playa Hermosa, Costa Rica, donde un policía disparó a dos jóvenes que, a pesar de la cuarentena, se metieron al mar a practicar surf. Según el diario Extra, el agente les advirtió primero que debían abandonar el lugar.

Aún así, los surfistas persistieron en su actitud. Entonces el oficial les pidió nuevamente que se retiren. Mientras dialogaban con él, uno de los hombres se fue corriendo y, ante esta situación, el agente reaccionó de la peor manera: le disparó dos veces.

Walter Brenes, el abogado que representa a los surfistas, señaló a la prensa local que les envió un correo electrónico "a 36 funcionarios" para pedir respuestas sobre el accionar del policía y que todavía no recibió respuesta.

"El oficial tenía el arma afuera, amenaza a mi cliente que se asusta, sale corriendo y el oficial le apunta de manera directa y hace dos detonaciones con el fin de impactarlo", relató el letrado y agregó: "Gracias a Dios el policía tiene muy mala puntería y no lo tocó".

Por otro lado, Brenes reconoció que los surfistas estaban incumpliendo las reglas del aislamiento obligatorio, pero remarcó que el uso de armas de fuego para hacer acatar la medida no estaba autorizado. Los surfers, luego de ser demorados, fueron dejados en libertad.

Fuente: La Nación

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate