Un joven fue expulsado de por vida de un gimnasio, ubicado en la localidad sudafricana de Stellenboschque, luego de ser visto en plena masturbación mientras observaba a una chica haciendo sentadillas.

En el video, filmado por otro miembro del gimnasio, se puede ver al degenerado tocando sus partes íntimas con una mano y con la otra sosteniendo su celular en dirección a una mujer que realizaba ejercicios muy cerca de él.

A raíz de lo sucedido y tras la viralización de las imágenes, las autoridades del gimnasio decidieron expulsar de por vida al sujeto.

Mirá el video:

Embed

Comentá y expresate