El automóvil eléctrico Tesla Roadster lanzado este martes al espacio exterior a bordo del cohete Falcon Heavy por Elon Musk será destruido como consecuencia de los impactos de micrometeoritos y de la radiación espacial, informa el portal AutoBlog.

En este preciso momento, el vehículo se dirige a más de 40.000 kilómetros por hora rumbo al cinturón de asteroides ubicado entre Marte y Júpiter. Considerando el tiempo durante el que el objeto estará expuesto a los potenciales impactos de estos cuerpos celestes, la probabilidad de un encuentro fatal entre el automóvil y un meteoro es sumamente grande.

Además, varios elementos del coche, tales como los componentes plásticos y de cuero, la pintura exterior y sus neumáticos de goma, serán especialmente susceptibles al efecto de la radiación.

Embed

Fuente: RT

Comentá y expresate