Guillermina Barcos Kapp recibió el primer implante de células madre en Shi Zhen Tang Hospital de Pekín, China, un tratamiento experimental que promete cumplirle el sueño de poder ver.

En una grabación compartida en redes sociales, se puede ver a la nena nogoyaense de 8 años cantando, luego de atravesar el primer implante. "Ella es única", dijo su tía, Estefanía.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate