Un vecino de barrio Tavella Norte de Concordia denunció una difícil situación: no puede abrir su carnicería porque los desechos cloacales le inundan la calle. "Actualmente no estamos funcionando pero pagamos la tasa ambiental igual", se quejó, en diálogo con el Nueve. Son $560 el impuesto municipal que se exije a los comerciantes.

"La pago porque hay que pagarla pero totalmente en disconformidad. Me gustaría saber cómo manejo la situación desde adentro de mi local, si la gente obligadamente tiene que pisar tres, cuatro o cinco metros de agua servida e ingresan con los pies sucios", afirmó.

La situación se da en calle Espejo y 977. No obstante, dijo que son varias las cuadras que tienen esta problemática y afecta tanto a vecinos como a comerciantes de la zona. "En el cemento creció pasto, esto no es de un día, viene desde hace rato", concluyó.

Mirá las imágenes:

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate