Esta madrugada, una patota golpeó ferozmente a un joven de 19 años a la salida de un boliche, en la ciudad de Villa Gesell. Producto de la golpiza, la víctima, Fernando Báez Sosa, falleció en el Hospital Arturo Illia, al que ingresó con traumatismo de cráneo y pérdida de conocimiento.

El hecho se produjo alrededor de las 4:45, sobre la Avenida 3 y calle 102, aunque el altercado se había originado tiempo antes, dentro del local bailable. Uno de los testigos que presenció el desenlace de los incidentes filmó con su teléfono celular el desenlace de la brutal paliza.

En las imágenes se observa a Báez Sosa tendido en el suelo, con el torso al desnudo y aparentemente ya desvanecido, cuando uno de los agresores le propina una patada en la cabeza. Luego, sus amigos interceden para que no le sigan pegando e intentan levantarlo sin éxito. A la víctima le realizaron maniobras de reanimación en el lugar y luego lo trasladaron al centro médico pero falleció producto de las lesiones sufridas.

Embed

Los acusados fueron detenidos horas más tarde. Estaban alojados en un chalet de dos plantas situado sobre la calle 202, en la entrada al Bosque Pinar, cuando fueron interceptados por personal policial. Todos juegan al rugby, son oriundos de Zárate y están de visita en la ciudad balnearia.

Según fuentes policiales, fueron identificados como: Matías Franco Benicelli (20), quien de acuerdo a los testimonios y averiguaciones practicadas resultaría ser uno de los autores del presente hecho, Ayrto Michael Villaz (20), Macimo Pablo Thomsen (20), Luciano Pertossi (18), Lucas Fidel Pretossi (20), Alejo Milanesi (20), Tomas Enzo Comelli (19), Juan Pedro Guarino (19), Ciro Pertossi (19) y Blas Sinalli (18).

Sobre la base de testimonios, los investigadores supieron que la gresca se había iniciado en el interior del boliche y continuó en la calle. Los patovicas del local nocturno aplicaron el protocolo de seguridad y echaron a todos los jóvenes. Efectivos de policía que custodiaban la zona los dispersaron cuando siguieron discutiendo en la vía pública.

Sin embargo, ambos grupos se volvieron a cruzar hasta que un momento la víctima quedó sola y fue increpado por al menos cinco agresores, quienes a golpes de puño y patadas lo dejaron tendido en el piso.

Comentá y expresate