Todo transcurría con total normalidad en la catedral de Palma en España, cuando toda la familia Real salía de la misa de resurrección el día domingo. Sin embargo, el escándalo se armó en ese momento.

Un usuario pudo captar la secuencia exacta en donde la reina Sofía pretendía sacarse una foto con sus dos nietas, Leonor y Sofía, y las agarró de los hombros buscando al fotógrafo oficial.

Sin embargo, la que se interpuso en el medio fue la reina Letizia y madre de las niñas, como impidiendo la foto y entró en una especie de forcejeopara que Sofía saque las manos de sus hijas.

Incluso, el rey Felipe tuvo que meterse en la situación y pareció preguntar qué estaba ocurriendo.

Embed

Fuente: Radio Mitre.

Comentá y expresate