La incesante lluvia le juega una mala pasada a primera súperfinal de la Copa Libertadores. En la cancha de Boca cayó muchísima agua durante toda la mañana e inundó gran parte del terreno.

Un video muestra una de las recorridas que realizaron autoridades de la Conmebol y en la grabación se observa que la pelota no corre debido a los enormes charcos de agua. Habrá una nueva inspección al mediodía para determinar si se puede jugar.

Por su parte, el intendente del estadio, Fernando Jáuregui, aseguró que el césped estará en condiciones aptas para que el partido se desarrolle y no deba ser suspendido para otra fecha.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate