Una discoteca de Miami Beach, Florida, EEUU, ha desatado una tormenta de críticas y denuncias en las redes sociales después de que, en plena fiesta, irrumpiese un caballo blanco en el local con una mujer en ropa interior subida encima. Y alrededor… decenas y decenas de personas, muchas de las cuales reaccionaron asombradas primero y gritando después de ver la reacción del animal.

Embed

Tras la presión ejercida para que la Policía tome medidas por un caso de “abuso animal”, las autoridades han anunciado que están llevando a cabo una investigación.

En medio de la fiesta, el animal, muy nervioso, llegó a caer al suelo, tirando en sus movimientos a la mujer, y se reincorporó después buscando una salidamientras todo el mundo observaba.

La escena fue captada en video y rápidamente compartida a través de las redes sociales, desde donde se ha iniciado una ferviente lucha por denunciar el suceso.

Tanto es así que incluso hay una petición abierta en Change.org donde se pide expresamente que la Policía de Miami Beach “tome medidas” por un caso de “abuso animal”.

Tal como informa el medio local, Miami.com, activistas como Michael DeFilippi, residentes de la localidad, también se han pronunciado pidiendo la máxima difusión del suceso y expresando su rotunda condena.

Desde Instagram, usuarios y usuarias como Kitty Barrs han continuado extendiendo la masiva protesta: “Estos enfermos de baja clase harán cualquier cosa por dinero. Esto es basura; es molesto y un completo abuso animal. Estoy triste y lo siento mucho por este animal”, escribió, dirigiéndose directamente a los dueños del local.

Ante el lógico revuelo y la enorme polémica creada en torno al caso, la policía finalmente ha atendido la llamada, y se ha pronunciado a través de Twitter para manifestar que están al tanto de lo sucedido y llevando a cabo la pertinente investigación.

Embed

Fuente: Antena Tres

Comentá y expresate