Sebastián Bértoli es un emblema de Patronato y siempre es noticia por sus salvadas, que han significado puntos para su equipo en más de una oportunidad. No obstante, este domingo tuvo un insólito blooper que le costó un gol en contra.

Iban 11 minutos del primer tiempo y Talleres de Córdoba tuvo su primera aproximación al arco "Rojinegro" en el Grella. El rebote tras un centro fallido parecía fácilmente controlable para Bértoli pero el sol, sus manos o el efecto del balón le jugaron una mala pasada.

La pelota se le escabulló y quedó servida para Nahuel Bustos, quien no dudó en mandarla al fondo de la red y poner en ventaja a la "T".

No te pierdas el video:

Embed

Comentá y expresate