Gabriel Barbosa, mejor conocido como "Gabigol", fue el héroe de la final de la Copa Libertadores: le arrebató el partido a River marcándole dos goles en tres minutos.

gabigol 2.jpg

Además, una secuencia ocurrida luego del encuentro se volvió viral: el brutal desplante del delantero a Wilson Witzel, gobernador de Río de Janeiro.

El dirigente político es un confeso hincha de Corinthians, pero se le apareció a "Gabigol" con una camiseta de Flamengo y se arrodilló tras darle la mano.

El goleador, lo saludó respetuosamente pero luego lo esquivó de mala manera, demostrando su incomodidad por la situación.

Embed

Comentá y expresate