El yate que protagonizó un escándalo el fin de semana permanece amarrado en la Isla Bonita. Tras la polémica, es custodiado por Prefectura Naval Argentina, pudo confirmar el Nueve.

Se trata de la embarcación que el domingo casi naufraga en momentos en que más de 25 jóvenes sobrepasaron la capacidad y provocaron que el agua comenzara a subir por la popa.

El yate debió ser evacuado y se realizaron trabajos para sacarlo nuevamente a superficie. El hecho generó gran indignación, además, por el exceso de personas sin protocolos Covid-19.

Del mismo modo, las cámaras del Nueve pudieron captar la gran suciedad que quedó en la isla tras el evento masivo que convocó a cientos de personas que llegaron hasta el lugar en embarcaciones.

basura en la isla.jpeg

Extreman medidas

Este lunes se llevó a cabo una reunión entre la Municipalidad de Paraná, Prefectura, Policía de Entre Ríos, clubes náuticos y guarderías de lanchas de la capital provincial, a fin de analizar lo sucedido en los últimos días con aglomeración de personas en las islas, trabajar articuladamente para controlar que ello no vuelva a suceder y evitar que se violen las normativas vigentes por protocolos sanitarios en el marco de la pandemia Covid 19.

El secretario de Gobierno, Santiago Halle, explicó: “Hay dos cuestiones fundamentales: en el momento de la bajada de lanchas y las embarcaciones tiene que haber controles estrictos en la tripulación y en los roles que se informan. Las embarcaciones deben cumplir con las medidas dispuestas según los protocolos vigentes. Hoy en día todas las embarcaciones tienen que viajar con capacidad reducida; por ello se deben acentuar los controles en esa etapa. La segunda, es la relacionada a las fiestas que se realizan en islas o cercanías de Paraná. Resulta necesario ejercer un control más estricto en el río, el cual se encuentra a cargo de Prefectura, a fines de evitar aglomeración de gente, tratar de que estas situaciones no se repitan sabiendo que son islas no habilitadas por el Municipio y lugares que no están habilitados como balnearios, con los peligros que ello conlleva para la ciudadanía”.

En cuanto a lo abordado en la reunión, Halle contó que “se trató la necesidad de acentuar esos controles a la hora de la salida de las embarcaciones, sabiendo que los clubes y guarderías habilitadas son autoridad de aplicación en ese caso. Ellos tienen la responsabilidad de controlar y le pedimos que sean más estrictos porque hay reglas que están para ser cumplidas”.

Luego agregó: “Se va a tratar de brindar todo el apoyo logístico desde la Municipalidad para evitar que sigan ocurriendo estas situaciones, procurando trabajar en conjunto”.

Con respecto al comportamiento de la gente, las aglomeraciones y el cuidado que se debe tener para evitar más contagios, el secretario de Gobierno expresó: “Los ciudadanos tenemos libertades y responsabilidades; derechos y deberes. Estamos en una situación excepcional, desgraciada, que viene desde hace tiempo. Se entiende el desgaste de la gente, de los jóvenes, la necesidad de tener un lugar de esparcimiento. Pero hay que esperar un poco más, estamos cerca de salir de esta situación y hay que ejercer las libertades responsablemente; debemos priorizar el cuidado y la salud de todos y todas. Hay que procurar ser responsable y eso cabe en cada uno”.

De la reunión también participaron el subsecretario de Coordinación de Gestión, Nicolás Parera Denis; el director de Habilitaciones, Guillermo Comas Cancio; y el coordinador general de Servicios Públicos, Lucas Feltes. Además estuvieron: por parte de la Policía de Entre Ríos, el Jefe Departamental Paraná, Raúl Menescardi; en representación de Prefectura, la Subprefecto Carina García; por el Club Náutico Paraná, Rubén Cettour y Mauricio Krevisky; por el Paraná Rowing Club, Claudia Renaud y Miguel Bonetti; por la Guardería de Lanchas Lerch, Juan Carlos Lerch; y por la Guardería Náutica Silvana Ascúa, Juan Venturini.

Embed

Comentá y expresate