Fabián Schunk es una de las víctimas de Justo José Ilarraz, el sacerdote que fue condenado a 25 años de prisión por abusar sexualmente a menores en el Seminario de Paraná, entre los años 1985 y 1993. En diálogo con el Nueve, el sobreviviente criticó en duros términos el rol de la Iglesia Católica como institución encubridora de pedófilos y cuestionó fuertemente al Papa Francisco, por la cumbre de obispos contra la pedofilia realizada recientemente en el Vaticano.

Para Schunk, el cónclave de obispos y autoridades eclesiásticas "es una blanqueada de cara, simplemente: es más de lo mismo". "El presidente de la Conferencia Episcopal de Ghana tuvo a su cargo el discurso de cierre y reconoció que se encubrió durante mucho tiempo". "Esto va apoyado por los sentenciados que acompañan a Francisco: el N° 3 del Vaticano recibió una sentencia de 50 años de prisión y el Papa es muy cuestionado en estos momentos por la gente que encubrió y se llevó al Vaticano, sosteniendo el sistema de traslado", aseveró.

En ese sentido, afirmó que "la Iglesia entera ha sostenido durante décadas a los pedófilos con un sistema de traslado y, sobre todo, con un pseudojuicio canónico". "Recordemos que, en 1995, a Ilarraz lo encontraron culpable y lo sentenciaron a 30 días de oración y a un traslado escondido en Tucumán, donde siguió a cargo de niños, escondido", concluyó.

Embed

Comentá y expresate