Pocos días después del nacimiento de Salvador Uriel, el único hijo de Vicky Xipolitakis y su marido Javier Naselli, trascendió a los medios de comunicación el audio de un llamado al 911 que la mediática hizo para frenar una situación de violencia verbal de parte de su esposo.

Desde entonces se ha dicho en reiteradas ocasiones que su matrimonio estaba pasando un mal momento y que era muy probable que Vicky y Javier decidieran separarse.

Sin embargo, sus diferencias parecen haber quedado atrás y ambos apostaron a mejorar su relación y compartir el resto de sus vidas. Tanto es así, que renovaron los votos de su boda.

“Hoy cumplo un año de casada, pensaba que no llegaba”, escribió Vicky en Instagram y agregó: “Él tiene buen corazón, no es una mala persona, solo que somos muy diferentes pero todos los días trato de apostar a la pareja, primero por mi hijo que nos necesita a los dos y segundo porque a pesar de todo está en mi corazón. Y así después de un año, quise celebrarlo con esta bendición”.

Comentá y expresate