Con más de 35 años de militancia política, el ex diputado nacional socialista Lisandro Viale, también ingeniero agrónomo, hoy se encuentra dedicado a la actividad agropecuaria. En diálogo con el programa televisivo Cuestión de fondo,de Canal Nueve Litoral, el ex legislador analizó la coyuntura política tanto en la provincia como a nivel nacional, las últimas medidas tomadas por el gobierno nacional, el rol de la Justicia y los casos de corrupción.

Las retenciones no pueden ser para todos iguales. No es lo mismo el exportador, que los pooles o el pequeño productor. Se quieren aplicar medidas para todos iguales. Lo que hizo el gobierno actual es desandar lo que prometió, pero lo hizo un poco de la misma forma que el gobierno anterior. Otra vez hubo grandes beneficiarios con la devaluación, que son las 7 u 8 grandes exportadoras que tiene el país”, analizó Viale.

La discusión hace décadas es quién paga el ajuste: son los sectores más vulnerables”, añadió el ex legislador, al tiempo que expuso: “No hay salida hasta que no entendamos que tenemos un Estado ineficiente y enorme, pero también hay un grupo corporativo ineficiente y corrupto”, continuó Viale.

Ponerle el cascabel al gato no es sencillo, inclusive si uno pudiera pensar que en esta devaluación no haya tenido el gobierno la intencionalidad de que esto sucediera para poner el dólar al valor que necesitan las grandes corporaciones”, advirtió luego.

Viale marcó que “las cuentas públicas no le cierran al gobierno nacional” y consideró que “no sabe qué hacer para balancear los números”. También señaló que “el gobierno anterior perdió la oportunidad histórica de poner al país en un nivel de infraestructura y desarrollo” e indicó que “dicen que este gobierno no sirve, pero ellos tampoco sirvieron porque siempre ganan los grupos concentrados en detrimento de la inmensa mayoría”.

Acerca de la realidad provincial, Viale opinó que el gobernador Gustavo Bordet “al principio, como venía la onda de Cambiemos, bajó los decibeles y trató de agradar al gobierno nacional, pero ahora con la crisis dice que nunca estuvo de acuerdo”. Consideró luego que “no hay proyecto de provincia porque cada gobierno intenta estar congraciado con el gobierno nacional porque si no, no se pueden pagar los sueldos”.

“No cambio nada: de la soberbia de Bordet pasamos al bajo perfil de Bordet, pero al rascar la olla uno y otro son lo mismo”, acotó.

Acerca de las causas de corrupción en trámite, Viale indicó: “Hasta que la justicia realmente no actúe y deje de hacer cómo que actúa, el país y la provincia estarán en serias dificultades. Llevamos casi 40 años de democracia y la educación y la salud públicas están mal y ni siquiera hay credibilidad entre los argentinos. En los ’80 se abrió una esperanza de transformación, pero hay una crisis de representatividad muy grande que involucra a los tres poderes”, analizó. “Ni la justicia provincial ni la federal funcionan como deberían”, agregó.

“Un país que no tiene jueces probos, ni una clase dirigente empresarial, política, sindical, estudiantil, que generen esperanza está condenado porque votar y nada más no resuelve el problema de los argentinos”, expresó el ex diputado.

Sobre el final, Viale descartó la posibilidad de volver a la actividad política. “Sinceramente hoy no tengo ninguna vocación”, reconoció. “El sistema de poder se ha llevado puesto todo. No digo que no haya políticos buenos, pero en lo que marca la cancha e la disputa de la renta nacional está todo del mismo lado”, agregó.

“Escuchar a Elisa Carrió decir barbaridades como que la crisis le genera adrenalina. O a los kirchneristas decir que el macrismo es lo peor cuando han sido ellos lo peor a nivel de saqueo. O a Macri haciendo de niño bueno cuando viene de una familia que hizo una fortuna incalculable haciendo desfalcos. Creer que con voluntarismos sacaremos el país adelante es que por ahí no va”, expuso.

Viale instó a “refundar la Nación” para lo cual señaló: “Tenemos que juntarnos los 42 millones de argentinos a ver por qué nos pasa lo que nos está pasando porque nadie salió de un repollo. Sigue la picardía criolla e indudablemente hay que hacer un llamado a la conciencia colectiva a través de instituciones y ciudadanos que deberán encontrar nuevas formas de participación. Uno ve que hasta la juventud que participa en política tiene algún interés particular en lo económico para destinar su tiempo. En los ’80 no era así y en 35 años de democracia esto viene en un plano inclinado”.

Por último, el ex diputado señaló que “esto no quiere decir que no haya salida” y citó a Albert Einstein: “No hay que hacer siempre lo mismo si queremos resultados diferentes”. Para el ex legislador, “no va repetir el sistema de elecciones cada dos y cuatro años para que ganen los de siempre y los sectores progresistas sean testimoniales”.

También comparó “los presupuestos magros que manejan los partidos decentes y los enormes con que cuentan los más degradados” y completó: “Los sectores vulnerables en vez de estar pujando por modelos distintos, mendigan conchabos para poder sortear el día a día. Los productores dueños de un pedazo de tierra quieren arrendarlo para no trabajar. Si el país democratizara su riqueza con políticos a los que se les pueda creer y jueces que hagan cumplir la ley tendríamos alguna esperanza de transformación. Si eso no se da vuelta, seguiremos en esta puja de querer cambiar para que nada cambie”, finalizó.

Fuente: Ánalisis

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás del bono de fin de año?

Es necesario para todos
No alcanza, deben ser más de $5.000
Mejor que aumenten los sueldos
ver resultados

Las Más Leídas