Efectivos de la Sección “Villa Ángela” dependiente del Escuadrón 1, se encontraban realizando controles sobre el kilómetro 1.070 de la Ruta Nacional Nº 95, cuando inspeccionaron un automóvil Citroën C4 en el que circulaban dos ciudadanos mayores de edad, procedentes de la ciudad chaqueña de Roque Sáenz Peña con destino final la ciudad de Tostado, Santa Fe.

Al comenzar con el registro del rodado, los gendarmes detectaron en el baúl la presencia de 100 loros habladores, presumiblemente para su comercialización. Las cuales eran trasladadas en malas condiciones y bajo altas temperaturas.

La Fiscalía de Instrucción de la ciudad de Roque Sáenz Peña, orientó el secuestro de los ejemplares y que ambos quedaran supeditados a la causa.

Las aves de la especie Amazona Aestiva Xanthopteryx, fueron llevadas al Zoológico Municipal, a los fines de recibir el cuidado necesario para su posterior reinserción a su hábitat natural.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate