La corrida cambiaria no para y el dólar sigue subiendo en la Argentina, al punto tal de llegar a un nuevo récord y romper la barrera de los 25 pesos. En la previa del vencimiento de 670.000 millones de pesos de Lebac este martes, hay incertidumbre sobre cómo continuará la situación. En este sentido, Alfredo Calabrese, vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Entre Ríos, explicó qué sucede en el país y remarcó: "No hay que entrar en pánico".

"Lo peor que existe es el pánico. Hay que ser muy racional en estas situaciones", sostuvo, en diálogo con el Nueve. De todos modos, reconoció que este escenario genera consecuencias en toda la economía. "El movimiento del dólar impacta a un sector de la Argentina que no es tanto el vecino de a pie. El vecino lo va a sufrir más cuando vaya al supermercado y vea algún ajuste en los precios", aseguró.

Respecto de qué medida tomará la administración nacional ante el megavencimiento de Letras del Banco Central, explicó: "La política del Gobierno es tratar de retenerlos vía tasa, como ha sido siempre la intervención en el mercado cambiario. Este gobierno si bien planteó una libre flotación del dólar, siempre lo administró por el nivel de la tasa. O sea, subiendo o bajando la tasa marcaba el nivel del tipo de cambio".

En esta misma línea, anticipó: "Creo que mañana vamos a estar ante una tasa bastante alta del corte en la licitación de las Lebac y no descarto que el Gobierno pueda seguir colocando un poco más de sus reservas en el mercado. También el gobierno empezó a operar en el mercado de futuros, dándole cierta previsibilidad al valor del dólar".

"No hay que entrar en pánico"

Para Calabrese, a este evento hay que tomarlo "con cierta cautela, con cierta prudencia en cuanto a que los mercados se han desestabilizado muchísimo". "Esto va a tener un tiempo para que logre estabilizarse, sobre todo este embate hacia el peso argentino. Hay que esperar qué medidas está tomando el Gobierno y qué es lo que puede llegar a pasar con la confianza y la desconfianza de los inversores referente a qué actitudes pueden tomar ante estas situaciones", señaló.

En relación a esto, consideró que "no diría" que estamos ante "una crisis, sino de un embate sobre el peso ante un dólar que evidentemente lucía un poco atrasado en relación a otras variables de la economía y particularmente por un cambio de ánimo de los inversores extranjeros vinculado con que Argentina no está generando dólares comerciales y no ven un atisbo de que este se modifique en el corto plazo".

De esta perspectiva, resaltó: "No hay que entrar en pánico. Estas son correcciones normales que hacen los mercados. Hay que tomar algunas precauciones dentro de sus administraciones personales para evitar que ante un escenario muy adverso, pueda sentir mucho este cambio en las variables". No obstante, indicó: "Vamos a tener algunos días de muchísima volatilidad en el dólar y las tasas, hasta que el gobierno encuentre la forma de estabilizarlo".

Comentá y expresate