Pablo Donadío, defensor del Pueblo Adjunto de Paraná, sostuvo que las autoridades de la provincia de Santa Fe deben tomar cartas en el asunto en los incidentes que automovilistas y colectivos sufren en la ruta 168, donde los vehículos son continuamente apedreados.

"Hicimos un reclamo a principios de 2018, en conjunto con la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, ante autoridades nacionales y Gendarmería Nacional, que tiene puesto sobre la ruta. También derivamos actuaciones a la Secretaría de Seguridad de Santa Fe y a la Dirección Nacional de Vialidad, por falta de luz en algunos tramos" explicó Donadío en contacto con el Nueve.

Asimismo el funcionario remarcó: "No hemos tenido una respuesta satisfactoria o una actuación diligente, sobre todo de las autoridades de aplicación que están a la vera de la ruta 168".

Los hechos son reiterados, y tienen como punto álgido la zona de la intersección de la ruta 1 con la ruta 168, en la zona de islas cercana al puente que une el trazado con Santa Fe: "No debe ser tan difícil individualizar a los sujetos y no creo que sea un grupo de personas que se desplacen para hacerlo. Tiene que ser alguna población residente, y esto lo decimos sin estigmatizar a nadie, pero que vive en las cercanías".

Al respecto Donadío fue categórico: "La provincia de Santa Fe debería poner hoy mucho más énfasis, mayor voluntad y tomar cartas en el asunto. No importa de dónde sea la persona afectada, circula por una ruta donde debe haber servicios, que es un corredor vial nacional, y donde hay autoridades de aplicación, con lo cual deben estar las garantías de señalización y de seguridad".

Para cerrar, el defensor Adjunto de Paraná señaló que, al principio, los hechos tenían lugar durante la noche, pero que ahora ocurren a cualquier hora: "Esto nos preocupa, y por eso nos ocupamos y vamos a intentar que esto se revierta. Santa Fe tiene que tomar cartas en el asunto, detectar quién genera los disturbios y hacer uso de la fuerza a partir de lo que la ley dispone".

Comentá y expresate