Numerosas familias se acercaron a los cementerios este viernes para recordar y homenajear a sus seres queridos difuntos, como cada 2 de noviembre, Día de los Muertos.

El Cementerio Municipal de Paraná se vio concurrido. Además de quienes llevaban flores a sus familiares fallecidos, hubo quienes asistieron a una misa celebrada por el arzobispo Juan Alberto Puiggari.

Embed

Comentá y expresate