La obra del Acceso Sur a Paraná ha llevado a restringir el tránsito vehicular en ciertos tramos mientras se realizan las tareas de construcción. Esto ha sido aprovechado por vecinos para hacer actividad física: caminar, correr y andar en bicicleta.

Ante la gran afluencia de personas que utilizan el lugar con fines recreativos, los habitantes del lugar solicitan que se genere un espacio para hacer actividad física cuando el Acceso Sur esté terminado y completamente habilitado para el tránsito vehicular.

Si bien la obra prevé una bicisenda, advierten que probablemente no sea lo suficientemente amplia para albergar la gran demanda de quienes eligen la zona para ejercitarse.

Mirá el informe del espacio Sonia y la Gente, de Canal Nueve Litoral:

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate