Las inundaciones no dejan de aquejar a Irazusta. En un mes, algunos vecinos vieron sus pertenencias bajo agua hasta en cuatro ocasiones. Por eso, a la par que algunos piensan dejar la localidad, otros sobreviven dejando sus bienes en altura.

Mirá la angustia que padecen, en este informe especial del Nueve.

Embed

Comentá y expresate