Tras la versión policial, también se conoció el testimonio de una vecina, que aseguró que "hubo un vago que se bajó borracho en frente, a bajarse los pantalones y sacar para orinar. Acá estábamos mujeres y criaturas mirando, sentados. Le grité al vago que cómo iba a hacer eso que había criaturas".

Según su relato ante el Nueve, esto empezó el conflicto. "Cuando vi que se baja del camión a romperle la cabeza a mi hija con un bate, me meto adelante. Pensé que me iba a respetar por ser mujer. Cuando vino a pegarle a mi hijo, me metí adelante. Tengo el batazo acá donde me hicieron una cirugía y no puedo mover el brazo", contó.

Embed

Comentá y expresate