El presidente de la República Oriental del Uruguay Luis Lacalle Pou comenzó a tomar medidas para morigerar los aumentos de precios de los alimentos en medio de un contexto internacional de elevada inflación de las materias primas.

Así las cosas, este miércoles el mandatario se reunió con jerarcas del Ministerio de Economía y Finanzas, del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) para analizar qué medidas tomar sobre el precio de los combustibles y de los productos de la canasta básica.

Más tarde, el presidente viajó a Mercedes para analizar los daños que dejó el temporal, y en rueda de prensa adelantó que se les sacará el IVA a los fideos y panificados durante 30 días (con posibilidad de extenderlo mediante un decreto). El Poder Ejecutivo enviará un proyecto de ley al Parlamento esta semana para que se fije la exoneración.

Uruguay es considerado uno de los países con más alta carga del Impuesto al Valor Agregado, ya que su tasa básica es del 22%. Además, existe una tasa mínima de 10% aplicable básicamente a productos de primera necesidad y medicinas, así como una serie de bienes y servicios exonerados del impuesto.

El IVA se calcula sobre los montos netos facturados por ventas y servicios, debiendo ser discriminado en la respectiva factura. El IVA incluido en las adquisiciones de bienes y servicios que directa o indirectamente formen parte del costo de los bienes y servicios gravados, vendidos o prestados por el sujeto pasivo del impuesto (siempre que sea especificado en la factura de compra), puede ser deducido del IVA ventas facturado por las enajenaciones de bienes o prestaciones de servicios, publicó La Diaria.

¿Bajan los aranceles de importación?

Agregó que el gobierno también evalúa el régimen de importación de algunos productos que no se hacen en el país “y tienen algunos temas arancelarios”. Por ejemplo, con respecto al aceite dijo que analizan la posibilidad de “facilitar el tema que hace a los aranceles en las importaciones”.

A su vez, en la tarde de este miércoles, en el lanzamiento del Fondo Sectorial de Hidrógeno Verde, el titular del MIEM, Omar Paganini, habló sobre el tema en rueda de prensa. Subrayó que la crisis energética y los conflictos derivados no sólo impactaron en el precio de los combustibles sino también en “el tema del trigo y los oleaginosos, en la harina y el aceite”, y “a nivel mundial se está viendo un impacto inflacionario, y el gobierno está poniendo sobre la mesa todas las cartas para contenerlo de alguna manera”.

Pero “para una economía pequeña como la de Uruguay, bastante abierta al mundo, eso no es fácil”, añadió, por lo tanto, están “manejando todas las opciones y el trabajo sigue”.

Otras medidas

En tanto, este miércoles al mediodía el líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, se reunió con Lacalle Pou en la Torre Ejecutiva para plantearle una serie de medidas para paliar el aumento de precios en los alimentos que enfrentan allí, tal como ocurre en Argentina.

Tras el encuentro, en rueda de prensa, el senador dijo que con el mandatario hablaron de diversos temas, pero que “por supuesto que lo prioritario hoy es el tema el del control de los precios”, a fin de buscar “limitar esta escalada de precios, principalmente de la canasta básica familiar”.

“Todo lo que se haga en este sentido es poco, hay que ponerle un freno a esta escalada de precios y contemplar la realidad de una gran parte de nuestra población, que está con serios problemas para poder cumplir con sus necesidades”, sostuvo.

En cuanto a la propuesta que le presentó a Lacalle Pou, Manini dijo que es “establecer una canasta de una veintena de productos que son de consumo popular”, además de “otros cortes de carne que se agreguen al asado, incluso carne de pollo y de cerdo”, como aguja, falda y carne picada.

Además, productos de la propia canasta, como aceite, arroz, fideos, harina, etcétera, deben formar parte de “un acuerdo con el comercio, principalmente con las grandes superficies, pero también tiene que participar Cambadu” (Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y afines del Uruguay).

Manini señaló que es necesario que “se establezca que en esa canasta no haya ganancia por parte del comercio, por un período determinado. En esos 15 ó 20 artículos no puede haber margen de ganancia; a su vez, el Estado va a hacer lo suyo con la renuncia fiscal correspondiente”, sostuvo. En cuanto al tiempo que se debería mantener estas medidas, Manini Ríos dijo que “al menos hasta pasar el invierno”.

¿Por qué la inflación?

Por último, el senador cabildante subrayó que el motivo del incremento de los precios no es solamente la guerra entre Ucrania y Rusia, ya que el aumento venía desde antes, “porque hay un alza del consumo pospandemia”, como señaló Paganini, y a su vez, la guerra, “dado quiénes son los participantes y la situación que se está dando, refuerza toda esa presión al alza”.

“Indudablemente que debe de haber muchos aspectos, también especulativos, de aquellos que prevén que va a haber faltante de tal o cual alimento en el mundo y ya por las dudas suben los precios ahora”, admitió y siguió: “Hay distintos factores, que siempre se han dado en estas situaciones, pero nosotros no podemos mirar para el costado porque hay muchísima gente que está realmente con serios problemas”, finalizó.

Precios, sin ganancias para los privados

Manini había adelantado semanas atrás en el Parlamento que se debería acordar con las cadenas de supermercados “un tope máximo de precios” para un grupo de artículos de primera necesidad para los hogares, por los que los privados “no tengan ganancias”. Por su parte, el senador cabildante Guillermo Domenech planteó recurrir a la ley de subsistencias de 1947, que permite al Estado fijar precios máximos para los bienes y servicios esenciales.

En tanto, a mediados de marzo, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Colorado había emitido una declaración en la que planteó proponer “un acuerdo de precios [voluntario con el sector privado], como se hizo cuando arrancó la pandemia”, además de llevar a 0% el IVA de los productos de la canasta alimenticia que hoy tienen una tasa mínima de 10%, como fideos, harina, pan blanco, polenta, arroz, té, café, azúcar y aceite.

El diputado colorado Conrado Rodríguez había señalado, sobre el acuerdo voluntario de precios, que “no es novedoso” porque ya se hizo en gobiernos del Frente Amplio y en el actual en 2020, e indicó que la medida “se podría llegar a reeditar”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

51.67% Si, estoy de acuerdo
48.33% No estoy de acuerdo
Total 60 votos

Las Más Leídas