Por primera vez en la corta gestión de Guido Sandleris al frente del Banco Central, las tasas de Leliq mostraron una baja (marginal), después de tocar un máximo de 74% anual, en una rueda en la que el dólar mayorista cedió a su menor valor desde agosto pasado.

En la licitación de este martes, la entidad adjudicó $60.108 millones (unos 1.609 millones de dólares) a siete días, y convalidó un rendimiento promedio del 72,602%, casi un punto porcentual menos que en la subasta del lunes, mientras que la tasa máxima de corte fue de 73,999% anual.

En una operación similar, la autoridad monetaria adjudicó este lunes estas letras con un promedio del 73,524% y una máxima del 74,05%.

"Es una señal positiva, sobre todo porque fue acompañado por otra rueda de descenso del dólar. Aun así, el camino es largo y duro, las tasas todavía son elevadísimas, y se viene armando un bola de nieve con las Leliq", remarcó el economista Gustavo Ber.

El dólar experimentó este martes una nueva baja, la tercera consecutiva, en el segmento mayorista y quedó sobre el final en los $37,12, treinta centavos debajo de los valores registrados el lunes.

En el mercado, los analistas coinciden en que el BCRA seguirá intentando bajar las tasas gradualmente para darle algo de aire a la economía, dado que no es sustentable semejante apretón monetario, pero siempre monitoreando que se altere la calma cambiaría reciente.

"Es indispensable que bajen las tasas en el tiempo, el tema es el equilibrio de la súper tasa versus dólar, que es muy delicado, y aún frágil desde los fundamentals económicos, dado que los carry-traders son muy rápidos y activos en sus rebalanceos de cartera", comentó Ber.

Para el analista Gustavo Quintana, una baja de tasas "dependerá del cronograma que se haya fijado en Economía; yo creo que el el BCRA tiene margen para extender un retroceso en los rendimientos, pero veremos".

Hasta el momento, según Ámbito, la autoridad monetaria logró frenar un derrumbe financiero gracias al nuevo esquema monetario y cambiario, pero deberá maniobrar con destreza para evitar la formación de una "Bola de 'Leliq'", como el mercado local llama al peligro de una acumulación inviable de Letras de Liquidez, según analistas.

Fuente: iProfesional

Comentá y expresate