Una perra fue atropellada por una camioneta meses atrás, en el Balneario Thompson de Paraná. Tras su recuperación, le buscan un nuevo hogar. "Perdió la posibilidad de caminar, pero no de vivir", manifestó Stella Maris Velázquez, una de las rescatistas, a Canal Nueve Litoral.

"Tenía lesiones en su columna, no podía caminar y estuvo internada", detalló María del Carmen Videla, quien hace cinco meses la recibió en su casa y se hizo cargo de acompañarla en su recuperación. La bautizaron Milagros.

"Fue rescatada, estuvo en tránsito en un hogar y luego la recibí yo. Vino en muy mal estado, con muchas infecciones. Me hice cargo de curarla. Estuvo aislada unos cuatro meses y hace poco empezó a salir a la plaza", detalló.

Ahora, por problemas personales y laborales, María del Carmen ya no se puede hacer cargo de tenerla en su casa. "Estoy buscando una familia que quiera adoptarla, cuidarla y darle amor. Es una perrita, por supuesto con complicaciones. Lleva su silla. Pero es cariñosa, juega, le gusta mucho la música, que la acaricien, que le hagan mimos", detalló.

"Además de mis cuestiones personales, ella necesita un espacio más grande, porque yo solo tengo un balcón. Quiero que una familia se haga cargo. Yo me comprometo a hacer un seguimiento, a ayudarla con los pañales y que no le falte nada", expresó.

Atropellada, abandonada y rescatada

Antonio es uno de los rescatistas de Milagros. "Me llamaron del destacamento policial del Thompson. La había chocado una camioneta y la habían abandonado al costado de la calle. Es algo que, lamentablemente, suele ocurrir", contó.

"La llevamos al veterinario y a través de una radiografía supimos que su médula está totalmente cortada. No tiene posibilidades de volver a caminar normalmente. Le conseguimos un carrito y estamos trabajando en su recuperación", relató Antonio.

"La familia que la adopte tiene que tener en cuenta que es una perrita que necesita cuidados constantes. Hay que cambiarle los pañales, higienizarla y darle cariño. A lo mejor también le falta algo de rehabilitación", detalló, por su parte Stella Maris Velázquez.

"Ella perdió la posibilidad de caminar, pero no de vivir. Tiene 6 años, es re juguetona, re amorosa", concluyó.

Quienes deseen adoptarla, pueden contactarse con María del Carmen Videla al 343 6118330 o con Stella Maris Velázquez, al 343 4385826.

Comentá y expresate