La localidad santafesina de Fray Luis Beltrán no sale de la conmoción por el crimen de un joven de 25 años, que esta madrugada fue asesinado de un balazo tras una pelea familiar cuando festejaban la Navidad.

El crimen se produjo en una casa ubicada entre las calles Junín y Castelli del barrio Granaderos de dicha localidad, ubicada 17 kilómetros al norte de Rosario. Cerca de la 1 de la madrugada, los hermanos Miguel y Julio M. pasaron a saludar a la familia de la novia de uno de ellos.

Según relatan los medios locales el suegro de Julio empezó a golpear a su mujer, lo que llevó a los hermanos a tratar de detenerlo. Los hijos del agresor salieron en su defensa y se produjo una pelea entre todos.

Uno de los visitantes sacó de su mochila un arma de fuego tipo "tumbera" y le disparó a su cuñado. César Nicolás Casco, la víctima, recibió una profunda herida en el abdomen y murió cuando era trasladado al hospital Juan Cairo.

Los hermanos se fugaron tras el crimen. Pero Julio, de 26 años, fue detenido horas después por la policía con el arma casera en su poder y un cartucho de 26 milímetros percutado, según informaron efectivos de la comisaría 4° a la agencia Télam.

Miguel todavía se encuentra prófugo. El fiscal adjunto de la localidad de San Lorenzo, Leandro Lucente, ordenó su detención.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate