Un verdadero calvario sufrió en las últimas horas una mujer en Paraná. Un brutal cuadro de violencia de género que terminó este domingo con la detención de la expareja quien fue imputado de los delitos de Privación ilegítima de la libertad, lesiones y amenazas.

En la medianoche del jueves, una mujer de 34 años que iba caminando por calle República de Siria y Cortada Basualdo, fue interceptada por un auto, en el cual se trasladaban su expareja de 43 años, y dos amigos más. Los tres hombres se bajaron y tras agredirla, la subieron por la fuerza al vehículo.

La víctima fue llevada a la casa de la expareja, a calle 25 de Junio al final, donde fue encerrada, amenazada y maniatada a una silla. En el período de cautiverio, el agresor la maltrató, le provocó lesiones y la sometió a una grave situación de violencia de género, consignó UNO.

En la jornada del sábado, un vecino escuchó gritos y en un descuido del autor de la privación ilegítima de la libertad, ingresó y ayudó a la mujer para que pudiera escapar. Esto facilitó la fuga, y ni bien pudo, denunció en la policía y en la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Abuso Sexual, al autor de los graves delitos.

El informe médico de tribunales avaló los dichos de la mujer, por lo que la fiscal Valeria Vilchez solicitó al juez de Garantías Eduardo Ruhl, la inmediata detención del acusado.

Por ello, personal de la División Trata de Personas y de la Dirección de Investigaciones, iniciaron la búsqueda del hombre que tenía pedido de detención.

Este domingo, en horas del mediodía, finalmente el denunciado fue localizado, y derivado a la Alcaidía de Tribunales.

El detenido, que cuenta con antecedentes policiales, es cuidacoches en el centro de Paraná, publicó UNO.

Comentá y expresate