Una niña de tres años debió ser internada en grave estado en el hospital Masvernat de Concordia, luego de sufrir una severa intoxicación etílica y alimentaria.

El incidente se registró en una vivienda de la ciudad de San Salvador. El miércoles a la tarde, la madre de 30 años decidió recostarse un rato. En la restante habitación se encontraba durmiendo la nena, y en un momento se despertó y comenzó a recorrer la casa.

Así llegó hasta la cocina y al abrir la heladera, le dio curiosidad una botella de vino y un paquete de mayonesa. Una rato después, se levantó la madre y la encontró a la hija sentada al lado de la heladera con las manos llena de mayonesa y una mancha oscura en el piso.

La mujer atinó a alzarla, y según sus dichos, se descompuso y quedó inconsciente. Desesperada pidió auxilio y al ver que no reaccionaba, la llevó hasta el hospital de San Salvador.

El médico de la guardia le hizo el tratamiento inicial, por lo que dispuso un lavaje de estómago. En esa circunstancia se pudo apreciar tras el vómito inicial que había emanado una sustancia de color rosada con un fuerte olor a vino.

En ese momento la progenitora recordó que había dejado en la parte de abajo de la puerta de la heladera, una botella de 750 cc con bastante vino tinto.

Desde el nosocomio de San Salvador se dispuso el rápido traslado de la menor hacia el Masvernat de Concordia, donde se le realizó una serie de tratamientos que lograron su estabilización.

Tras los tratamientos que dieron resultados, se pudo establecer fehacientemente que la pequeña sufrió una severa intoxicación etílica y alimentaria con mayonesa. La paciente quedó internada en observación aguardándose la evolución, como el análisis de distintos tipos de estudios de alta complejidad a la que fue sometida, publicó UNO.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate