El domingo, Kate Nelson recorrió la pasarela de la Semana de la Moda en Denver, Colorado, Estados Unidos, con un lujoso vestido de novia. La mujer cumplió su sueño de desfilar junto a su silla de ruedas en el reconocido desfile. “No podía dejar de sonreír”, explicó.

“Todavía me estoy pellizcando. ¡Esto es muy emocionante!”, reveló Kate al portal CBS4 News. Todo comenzó cuando la diseñadora Maggie Burns convocó a la mujer para que sea uno de los momentos más inolvidables de su desfile.

Asimismo, Nelson explicó que es contadora, por lo que generó un gran cambio en su vida ser parte del reconocido evento de moda. “No podía dejar de sonreír. Todos los que me apoyaron, fue muy emocionante. No me tropecé, así que eso es lo más destacado!”, aseguró emocionada.

Kate sufrió un grave accidente en 1979 cuando un conductor ebrio golpeó el auto que la trasladaba junto a su familia. En el desgarrador episodio el padre y hermano de la mujer fallecieron. Asimismo, la joven contadora quedó con sus piernas paralizadas. Sumado a esto, su madre murió el año pasado tras una dura lucha contra el cáncer.

Así fue que Nelson decidió lucir junto a su increíble atuendo de novia el anillo de su madre. “Quiero dejar un legado como ella”, relató entre lágrimas al portal norteamericano. Sumado a esto, la mujer destacó el rol de la diseñadora.“Espero que más diseñadores vean que [Maggie] no tenía experiencia en absoluto en forma adaptativa y todo lo que tomó fue escucharme para lo que necesitaba. Ella lo hizo divertido y lo clavó”.

No obstante, Kate aseguró que realizó su destacada pasada en la pasarela para apoyar y estimular a las personas que se encuentren en su situación. “Quiero que la gente me vea y me diga: ‘Si ella puede hacerlo, yo puedo hacerlo'”, contó.

Finalmente, la joven concluyó su entrevista con un emocionante mensaje. “Espero que escuchar mi historia ayude a alguien más a pasar por algo realmente difícil. Ese es el punto central de esto para mí”, aseguró Nelson.

Embed

Fuente: Mitre.

Comentá y expresate