domingo 29 de enero de 2023
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Una mirada desde la alcantarilla

Pedagogía de la posibilidad

Apuesta cultural de la UADER

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Cuando Marcela Mendez tomó el micrófono para agradecer el reconocimiento como Profesora Destacada de la Escuela de Música de la UADER dijo “como docente nunca hice nada especial para recibir este reconocimiento, lo agradezco pero pienso que quien tuvo el privilegio fui yo: amo mi profesión, desde niña sentí la pasión por la música. A la escuela acceden niños y niñas a aprenderla, a tocar un instrumento, a escuchar lo que produce eso, quizás no todos se dediquen al arte en el futuro y eso está bien. Pero es cierto que en cada uno de ellxs duerme un artista y es en la escuela en donde ese cuerpo despierta. En el futuro puede que sean mujeres u hombres contadores, abogados, ingenieros pero gracias a ese paso por la escuela de música serán personas más sensibles, atentas a la belleza.” La profesora en su breve discurso destacó: "hay una fe que nos mueve, la mía es la de creer en la pedagogía de la posibilidad."

*

Entre los talleres de acceso gratuito que se propician desde la UADER están: el taller de batucada, el de rap, el de tango, el de escritura, el de música y el de dibujo de historieta. Hay una búsqueda acertada desde la Coordinadora de Cultura, Ana Clara Benitez, que desde que comenzó su gestión muestra una inclinación sensible hacia lo artístico y una vocación que la empuja en su labor diaria. Ana es psicoanalista egresada de la UADER y docente también universitaria, trabajó en radio con Angélica Uzín Olleros, y siempre abrió espacios que tuviesen que ver con creaciones artísticas. Pero hay algo que Ana impulsa que es nuevo: la universidad se mete en barrios para que quienes no llegarían a ella, accedan desde sus calles, con sus amigos y sin necesitar recursos económicos. Así la universidad se convierte en un lugar de pertenencia para niños, niñas, adultos escolarizados o no que comienzan a vivir la educación como un derecho, que propone las artes como una entrada al mundo universitario, una posibilidad a un futuro nuevo.

*

En la sede del Rectorado se realizó la muestra y la entrega de los certificados a lxs participantes de cada taller. Allí también hubo una presentación musical que llevaron adelante los profesores Javier Belloni y Nicolás Faes Micheloud con un grupo de músicos. Los violinistas tomados por la música dejaban que sus cuellos le pertenecieran también al instrumento o que el violín formara parte de ellos como un órgano vital más. Yo no sé nada de música, pero había en cada escena un cuadro de la pasión artística: los bailarines de tango deslizaban sus pasos como manejando el suelo y como si el aire se colara entre ellos para darles nuevas formas. No había un gran escenario, era solo el piso de granito que con ellxs encima, se volvía un cielo. De las autoridades solo el Rector Luciano Filipuzzi agradeció el acompañamiento, la relevancia del acto se centró en cada artista que mostró lo propuesto en su taller. Por eso no fueron necesarios los discursos rimbombantes, hablaron los cuerpos, casi sin mediar la palabra con la melodía de la sensibilidad.

Para seguir a Belén Zavallo en redes sociales:

Instagram: @belenzavallo

Facebook: Belén Zavallo

Twitter: @MBelenzavallo

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar