viernes 2 de diciembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Una mirada desde la alcantarilla

Discontinuos: Shakira, Siri Hustvedt, GH, G. Orwell y mis amigas

La fuga del tiempo es el poema.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Hace unos días pensé en lo bien que me vendría tener un cepillo de pelo eléctrico que mientras me desenredara, fuese alisándome tenuemente las pelusas erizadas. Cuando revisé mis redes, al rato, aparecieron publicidades con ofertas de eso que había deseado en silencio. El Gran Hermano de Orwell y su idea siempre me aparecieron alucinantes, pero nunca pude mirar un programa entero del GH que se emite por televisión. Hay algo que le falta a esa narrativa en la que, aún diciéndose todo solo, no se alcanza a dilucidar un sentido. Antes de dormir, leí un hilo de twitter de Gabriela Cerruti que le respondía, como emisaria del presidente, a un participante de Gran Hermano. Siempre suelo sentir que no llego a casi nada, pero anoche particularmente, me dí cuenta que estoy demasiado fuera del mundo.

nota belen zavallo discontinuoss.jpg

*

En un ensayo titulado El futuro de la literatura, Siri Husstvedt dice:

"No puedo hablar con seguridad sobre el futuro de nada, y eso incluye la literatura. No obstante, no profetizo su desaparición, aunque solo sea porque los seres humanos somos criaturas que nos valemos de los símbolos y parecemos ávidos de historias de una u otra índole, e integramos rápidamente los acontecimientos de nuestra vida en narraciones más y menos coherentes. En todas las culturas conocidas se han contado historias. Estas se transmitían de forma oral al principio y servían para unir a un pueblo en particular con una historia compartida a través de relatos comunes y mitos. Las historias escritas son mucho más recientes, pero al margen de cómo hayan sido recogidas, persisten en todas las culturas con lenguaje escrito.

Nos contamos historias sobre nosotros mismos para entendernos. Paul Ricoeur, el filósofo francés, se refirió a la narración como «tiempo humano», una forma de «ligar» experiencias en una secuencia temporal y crear relaciones entre ellas. El tiempo es un concepto increíblemente complejo, pero contar historias es una manera de dar sentido a los acontecimientos en el tiempo. Las historias implican causas. La trama de una vida se mueve en una u otra dirección, y se considera que un acontecimiento determina el siguiente. Sin embargo, hay muchas maneras de contar la misma historia. Los relatos siempre omiten tanto como incluyen. Pero sin la memoria no podríamos contarnos historias sobre el pasado. No podríamos fantasear sobre el futuro ni escribir novelas sobre vidas imaginarias."

*

Quizás no pueda seguir la trama de GH porque no la tiene, hay sí un tiempo cronológico que se altera para quienes están adentro, pero en la pantalla ver quien toma las mancuernas, se acuesta y tapa enredado en un acolchado o se lava los dientes no llega a tener un hilván que me enganche. No me pasa lo mismo con los chimentos, con las noticias de la farándula siento un interés que me convoca: tengo también un espacio en donde hablar de eso. Hay entre mis contactos personas con las que podemos comentarnos un programa de tv y cuando ya no tenemos qué contarnos eso nos estira el tiempo de conversación. Ahí podemos inventarnos una historia, meter comentarios, acordarnos de algún conocido que haya tenido algo que ver con algo semejante. Una piedra que tiramos al agua para que los círculos aparezcan por un rato.

*

Esta semana en el taller dije que los poemas se fugan del tiempo. Que pueden ser brevemente narrativos pero que justo los que leíamos tenían esa capacidad para huir de la cronología. Un espacio abierto en el espacio. Una pelusa que flota y no alcanza a caer en mi teclado.

*

Otra de las cosas poco interesantes que hice antes de dormir fue ver el videoclip nuevo de Shakira y Ozuna. Shakira siempre me parece interesante, mi rutina no.

Hay una forma muy poética en cómo deja que se cuele la vida en sus producciones, el manejo de la música como una rima que se descadera, su baile que hipnotiza. En Monotonía camina con el pecho herido literalmente, tiene un agujero abierto y el corazón fuera de ella, aplastado en la vereda. Mira a la cámara, llora y ya hacia el final dice: yo te quiero pero es que yo me quiero más a mí. En Día de enero exhibía su amor por el argentino hijo de De la Rúa, Antonito, que también después terminó carneándole la billetera. Ahí decía en un verso hermoso: “Y aunque hayas sido un extranjero hasta en tu propio país”.

*

Nos contamos historias para entendernos, dice Siri Hustvedt pero también nos hacemos propias las ajenas. Shakira siempre aparece para nombrar el amor y el dolor que produce perderlo. Ayer casualmente tres mujeres cercanas me dieron noticias: A. volvió a rearmar el amor. B. volvió a sentir la decepción del amor. C. volvió a perder al mismo amor de siempre desde que la conozco. Tres personas que entre ellas no se conocen pero que cada una es muy importante en mi vida. Digo, si el amor no es lo que centra el relato, todo lo que de él se desprende y destroza, todo lo que de él se desprende y crece, no hay historia. Por eso es que en GH no encuentro trama. Hay solamente espejos y el espejo es el hielo frente al cuerpo.

*

Para seguir a Belén Zavallo en redes sociales:

Instagram: @belenzavallo

Facebook: Belén Zavallo

Twitter: @MBelenzavallo

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar