Una maestra sudafricana fue denunciada por tener sexo con al menos cinco alumnos de la institución donde enseñaba Historia. Fiona Viotti estaba casada y era entrenadora del equipo de waterpolo. Además, es la sobrina de Nick Mallett, exentrenador del equipo nacional de rugby. La docente daba clases en el colegio Bishops Diocesan College. Tras conocerse las denuncias, las autoridades la obligaron a renunciar.

El primero en contar sobre los abusos fue un padre de una de sus víctimas. El alumno tenía 18 años y relató que había mantenido un “romance” con la profesora. Luego, salieron a la luz otros cuatro casos similares. Todos se habrían producido en los últimos seis años.

Los investigadores encontraron que la mujer había enviado videos pornográficos, fotografías suyas desnuda y otro material prohibido a los estudiantes a través de Whatsapp. El primero de los casos estalló luego de que el joven quisiera poner punto final a la relación sexual y Viotti se negara. Además, lo obligó a continuar con la “relación”.

Al principio fue un participante dispuesto. Luego se convirtió en una víctima cuando no pudo salir de él. La maestra comenzó a enviarle mensajes de texto para que fuera a su casa en el campus y así fue como comenzó”, contó el padre. Y agregó: “Llegó al momento donde ya había tenido suficiente. Pero la maestra no lo dejó ir y fue a pedir ayuda a sus padres y ellos acudieron al director y ahora todo está saliendo”.

El director de la escuela, Guy Pearson, dijo que “la escuela considerará todos los hallazgos y recomendaciones hechas por los investigadores para garantizar que el colegio continúe siendo un ambiente seguro para todos los alumnos y maestros”. Y añadió: “Como escuela estamos profundamente tristes por estos eventos y seguimos comprometidos a garantizar la salud mental y el bienestar de los afectados y no se darán más detalles de los hallazgos”.

Si bien Viotti no realizó nada ilegal, podría enfrentar demandas civiles por parte de familias de niños afectados. Hasta el momento, la exmaestra no habló. También se negó a contactarse con los investigadores, ya sea en persona o por escrito. Su abogado William Booth dijo que está recibiendo ayuda psiquiátrica.

Comentá y expresate