El último día de 2019 una chica que sufría abusos sexuales por parte de su padrastro desde niña tomó las fuerzas suficientes y fue a la comisaría de su ciudad a denunciarlo. El hombre fue imputado, y quedó detenido mientras avanza la investigación que lleva adelante la Fiscalía de Nogoyá.

El martes, la joven que hoy tiene 18 años, decidió romper con seis años de infierno al que era sometida por parte de la pareja de su madre. Se dirigió a la dependencia policial de la localidad donde vive, en el Departamento Nogoyá, y contó todo lo que venía sufriendo. Antes de que avanzara en la denuncia formal, por su estado de angustia y nerviosismo, decidieron trasladarla hasta la ciudad de Nogoyá para exponer su declaración en la Comisaría del Menor y la Mujer, donde se iba a sentir más segura para relatar los hechos padecidos.

Según se informó, la víctima contó que desde que tenía 12 años su padrastro la sometía sexualmente. Se aprovechaba cuando el hombre quedaba solo en la casa al cuidado de ella y sus hermanos, mientras la madre se iba a trabajar.

Hace un par de semanas sucedió el último abuso. Pasaron unos días y la joven decidió ponerle fin al calvario de violaciones sistemáticas durante su niñez y adolescencia. Ahora, espera que se haga justicia y que el abusador pague su sufrimiento con la cárcel durante mucho tiempo.

El relato de la víctima fue contundente y muy preciso como para comprometer al padrastro en la causa que se inició en la Unidad Fiscal de Nogoyá, a cargo del fiscal auxiliar Rodrigo Molina. El mismo instruyó otras medidas para profundizar la investigación y dispuso la inmediata detención del acusado. El hombre fue trasladado y alojado en la Jefatura Departamental Nogoyá.

Ayer a la mañana, el fiscal Federico Uriburu lo imputó por el delito de Abuso sexual agravado, y el sujeto, asistido por el defensor oficial Oscar Rossi, se abstuvo de declarar. Hoy por la mañana, el acusador público pedirá que quede detenido con prisión preventiva, en una audiencia que se desarrollará ante la jueza de Garantías María Andrea Cantaberta.

La víctima se fue de la vivienda donde sufrió los abusos durante seis años y está viviendo en la casa de un familiar cercano.

Fuente: UNO

Comentá y expresate