Corresponsalía Concordia.La vida de Cynthia y Claudio Acevedo dio un giro de 180 grados cuando en el hospital San Martín de Paraná a la joven le diagnosticaron Esclerosis Lateral Amiotrófica -ELA- a la joven mujer.

Se trata de una enfermedad muscular neurogenerativa que no tiene cura y la padece una de cada 100 mil personas en Argentina. “Mi señora es docente, hace tres años le diagnosticaron ELA y fue muy cruel para nosotros, para mi esposa y también para su familia. Automáticamente dejé de trabajar para cuidar a mi esposa y a mis hijas” relató Claudio en diálogo con Canal Nueve Litoral.

En la misma línea, el muchacho precisó: "La enfermedad le atacó todos los músculos, ya no habla ni camina. Tengo que ayudarla a hacer sus necesidades y rotarla toda la noche porque le duele mucho el cuerpo” expresó.

Actualmente Acevedo se desempeña como ordenanza de una escuela local pero el sueldo no le alcanza para pagar los gastos de alquiler e impuestos. Tienen dos hijas: Alma de cinco años y Cirielle de un año y medio. Cirielle padece de varias enfermedades, Megasisterna Magna, Sindactilia en la manito izquierda, Doble Arco Aórtico y Miopía: "Tiene problemas de salud que deben ser tratados en un hospital de alta complejidad como el Garrahan, estoy tratando también de pelear por eso pero se me ha sumado mucho".

“Mi esposa dejo de percibir la licencia por largo tratamiento y se cortó toda esa entrada económica. Hace tres años que me di cuenta que como padre de familia no iba a poder costear ni comprar una vivienda para darle una estabilidad a mi familia. Ahí empezó mi lucha por una vivienda digna, hoy sigo mi lucha siempre con el apoyo de la sociedad y nada más que eso”

Claudio debe cuatro meses de alquiler. Gracias a la solidaridad de una familia concordiense que le donó 5300 pesos pudo pagar las últimas tres boletas de luz para que no le suspendan el servicio.

“Es increíble que siempre tenga que ser la sociedad que esté apoyando mi causa y no los funcionarios. No quiero molestar a nadie, no hago política, suplico por un techo digno, porque el Estado tiene la obligación de dárselo a mi familia” señaló.

El próximo domingo la familia de Cynthi realizará una venta de pollos que se podrán retirar a partir de las 13 horas en el Club Alumni de Concordia. “Lo vuelvo a repetir, no es un capricho, no voy a bajar los brazos porque tengo una mujer que se me puede morir necesito una vivienda para darle una mejor calidad de vida a ella” concluyó conmocionado.

Comentá y expresate